miércoles, 3 de abril de 2013

Adquirir una empresa en concurso

El 90% de las empresas concursadas acaban en liquidación. El motivo puede ser que por la cultura española, las empresas suelen acudir al concurso cuando ya es demasiado tarde.

La reforma de la ley en 2011 ofrece facilidades para la venta de la empresa:

- No se trasmiten las deudas con Hacienda.
- No se transmiten las deudas con la Seg. Social, aunque este punto hay que estudiarlo caso por caso porque es posible que la TGSS diga que sí se transmiten, en este caso habría que recurrir ante la Audiencia Provincial.
- Los precios de la adquisición pueden ser muy competitivos.
- Menos deudas. Las empresas concursadas se adquieren libres de las cargas más importantes.

¿Quién puede querer una empresa en concurso?

- Pymes que quieran adquirir una nueva línea de negocio, diversificar o ganar cuota de mercado, en definitiva, conseguir algo que no tengan:  personal experto, cartera de clientes, know how, tecnología, material o infraestructura necesaria.

- Emprendedores que quiera iniciar un negocio y pretenda adquirir las infraestructuras y la red de proveedores y clientes.

El procedimiento para la transmisión de empresas en concurso difiere de la compraventa libre: Está la figura del administrador concursal y sobre todo es necesario urgencia para ofrecer soluciones a trabajadores y acreedores y que se venda antes de que pierdan el valor sus activos.

Pasos para transmitir una empresa en concurso: 

  1. Due Diligence. Firmar acuerdo de confidencialidad entre las partes para poder estudiar las cuentas. Lo que ocurre que no siempre se hace porque la urgencia de la transmisión o por la visión del adquirente de que es un "chollo". 

Es necesario.

  • Hacer una auditoría global exclusiva que incluya: estados financieros, inventario activos materiales, revisión de las obligaciones financieras y de personal y análisis de la relación real con los clientes. 
  • Determinar cuánto circulante necesitamos para poner en marcha el negocio, ya que la actividad está al 100% y la caja a 0. Necesidad de liquidez y líneas de crédito para el día a día. 
  • Hacernos las siguientes preguntas: ¿cuánto van a subir mis ventas por el hecho de adquirir una determinada empresa? ¿Un aumento de ventas justifica el precio de la empresa o que me endeude en caso de que sea necesario? ¿Cuáles son los pasivos? ¿Podré devolverlos? ¿Qué supondrá no llegar al crecimiento de ventas esperado?
  1. Presentación de la oferta: 
Puede producirse una liquidación anticipada: El deudor y el futuro comprador se ponen de acuerdo ANTES del concurso. Se permite la liquidación anticipada de la empresa cuando el deudor presente además de la solicitud del concurso un plan de liquidación que contenga una propuesta escrita de compra. El Juez estudia la solicitud de concurso y la propuesta de compra y si da autorización suele ser rápida (1 ó 2 semanas). Se busca sobre todo minimizar la imagen de la empresa que apenas se ha visto en situación de concurso.

Oferta durante el proceso de concurso: En este caso, la enajenación de los activos se hace necesario para poder hacer frente a las deudas por lo que el Juez abre un plazo de presentación de ofertas. Si hay varias ofertas el administrador propone y el el Juez decide sobre los criterios que se hayan fijado. Normalmente tienen preferencia las ofertas que garanticen la continuidad de la empresa, de las unidades productivas o de los puestos de trabajo. Cuando no se tiene claro a qué ofertan adjudicar la unidad productiva se puede ir a subasta,  pero no es habitual. 

  1. Adjudicación
El juez dicta AUTO de adjudicación equivale a escritura pública de compraventa y se produce la cesión de los activos y pasivos al nuevo propietario. 
Desde el auto de adjuicación al ofertante no le vincula para nada con la concursada, el concurso sigue activo para el deudor que con la venta de los activos deberá hacer frente a los acreedores. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada